Merkel al rescate de la constitución europea

enero 17, 2007

angela-merkel.jpgEra un discurso esperado: Angela Merkel coloca la primera piedra del nuevo edificio europeo ¿Podrá salvar la canciller alemana el naufragado proyecto de constitución europea? Sin tratar de lanzarnos a futuribles, dos cosas están claras: Alemania toma –una vez más- el timón del proceso integrador, y lo hace para plantear, por primera vez tras el fracaso de 2005, una vuelta al trabajo.

La canciller, cuya nación ostenta durante este semestre la presidencia europea, afirma que la Unión necesita nuevas reglas para enfrentarse a los desafíos que se le presentan. Europa, en contra de lo que muchos defendían, no puede seguir avanzando con el ropaje actual. Es hora de seguir avanzando porque, cito textualmente a Merkel, “cualquier otra cosa sería un fracaso histórico”.

El escepticismo –euroescepticismo en este caso- es comprensible. No obstante, hay razones para soñar con esa Europa que pretende impulsar la canciller. En primer lugar nos encontramos con la fortaleza germánica, que en este último mes parece haber tomado el control de la Unión. Al turno de presidencia se une la reciente elección de Pöttering para el Parlamento Europeo. A esto hay que añadir la estrecha colaboración entre Alemania y los dos próximos países llamados a dirigir Europa: Portugal y Eslovenia. Los tres coinciden en la necesidad de revitalizar el proceso de integración y en la manera de hacerlo.

Merkel se propone poner Europa en movimiento antes del mes de junio. Para ello plantea un discurso constitucional situado al margen del lenguaje farragoso y de las viejas disputas entre Estados. Se trata de construir una Unión con capacidad de actuación, pero respetuosa con la soberanía de las naciones que la componen. Una Europa que se convierta en un referente moral para el mundo; bandera del espíritu democrático y de la verdadera tolerancia: carente de relativismo. Un gigante mundial consciente de que el siglo XXI es el de la energía y el ecologismo.

Ahora solo nos queda saber qué pasará en Francia: Sarkozy o Royal. Porque, lo queramos o no, en esta Europa de los veintisiete el eje franco-alemán continua teniendo mucho peso.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: