La prudencia de Merkel en Europa

enero 18, 2007

merkel.jpgHoy el diario Abc publicaba este artículo de opinión referido a Angela Merkel y a su discurso de ayer ante el Parlamento Europeo. En él se alaba, no solo la postura de la canciller ante el desafío de la nueva Europa, sino su valor como estadista. También se evalúa en estas líneas la actual situación del tratado constitucional europeo.

“Si hay una cualidad que caracteriza a la canciller alemana, Angela Merkel, es la prudencia. En la presentación de su programa de presidencia ante el Parlamento Europeo, volvió ayer a poner de manifiesto que las expectativas depositadas en su gestión están a la altura de los problemas que aquejan a la Unión, el más importante de los cuales es el fracaso del Tratado Constitucional. Son muchas las incógnitas aún abiertas, desde el resultado y la influencia de las elecciones francesas al método que se empleará para ratificar un proyecto que ha sido rechazado en dos consultas. Lo único claro es que la canciller alemana se ha convertido en la mejor esperanza de sacar a Europa de esta situación.

Merkel no tiene intenciones de reabrir la discusión sobre la esencia del Tratado Constitucional, porque éste representa el mejor consenso posible, independientemente de que fuera rechazado por los electores franceses y holandeses, y también porque se trata de un proyecto hecho a la medida de Alemania, que desde la reunificación se encontraba claramente infravalorada en el reparto de poder en el seno de la Unión, ya que, desde el punto de vista institucional, se puede decir que la antigua República Democrática Alemana -de la que Merkel procede- aún no ha ingresado en la UE. Con este material y esa sabia mezcla de prudencia y pragmatismo, Merkel puede llegar muy lejos en el desarrollo político de la solución del problema. Desde sus primeras intervenciones en las cumbres europeas se puso de manifiesto su capacidad de convicción y la defensa resuelta de una gestión constructiva de los asuntos europeos. Alemania tiene la potencia política para liderar este proceso en momentos tan delicados y Merkel es el mejor timonel que podía haber encontrado la UE en estos tiempos de zozobra.

Sus preferencias por basar cualquier solución en el acuerdo entre los países a través de una nueva Conferencia Intergubernamental son comprensibles: ya no hay tiempo para volver a abrir todas las ventanas de discusión como si se partiese de cero. Basándose en lo que ya está acordado, se trataría de condensarlo en una formulación simplificada, conservando los principios básicos, y para ello no parece conveniente volver a convocar una convención que añadiría solemnidad, pero restaría capacidad de maniobra. Tampoco puede intentar limitarse a cambiar el envoltorio del Tratado y hacer malabarismos con las palabras, esperando que los que votaron no se den cuenta de la maniobra. Muchos de los que se negaron a ratificar el acuerdo lo hicieron porque se sintieron ignorados en la discusión de un proyecto que afectará a la vida de todos los europeos. El peor error que podría cometer ahora Merkel sería caer en la tentación de pretender resolverlo todo en un conciliábulo de iniciados, porque el proyecto seguiría sin obtener la adhesión de la población, sin la que la idea de Europa nunca avanzará”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: