putin.jpgEl presidente ruso y la canciller alemana, que ostenta desde comienzos de año el turno de presidencia europea, se reunieron el pasado domingo en Sochi. El objeto de esta cumbre bilateral no era otro que repasar las cuestiones clave de la agenda mundial; especialmente aquellas que afectan a las relaciones de Rusia con Alemania y la UE.

En un ambiente distendido y con el Mar Negro por testigo, Angela Merkel y Vladimir Putin acercaron posiciones, especialmente en la espinosa cuestión del suministro energético. Tras dejar a media Europa sin gas a causa de sus disputas con Bielorrusia, los rusos pretenden seguir siendo los grandes suministradores de la Unión. Lee el resto de esta entrada »

Anuncios