Merkel viaja a Sochi en busca de gas

enero 23, 2007

putin.jpgEl presidente ruso y la canciller alemana, que ostenta desde comienzos de año el turno de presidencia europea, se reunieron el pasado domingo en Sochi. El objeto de esta cumbre bilateral no era otro que repasar las cuestiones clave de la agenda mundial; especialmente aquellas que afectan a las relaciones de Rusia con Alemania y la UE.

En un ambiente distendido y con el Mar Negro por testigo, Angela Merkel y Vladimir Putin acercaron posiciones, especialmente en la espinosa cuestión del suministro energético. Tras dejar a media Europa sin gas a causa de sus disputas con Bielorrusia, los rusos pretenden seguir siendo los grandes suministradores de la Unión.

Por su parte, la alemana, como persona educada que es, sin dejar de sonreir le dijo al líder de Moscú que le apoya. En fin, todo sea por atraerse al gigante euroasiático y convertir así a Alemania en el centro de distribución de gas de Europa.

Todo ello, por supuesto, con la condición de que Rusia extienda sus tuberías hasta los depósitos de gas proyectados por los germanos. En fin, habría que salvar el escollo polaco; y lo cierto es que, con el embargo impuesto por Moscú a la carne venida de Polonia, no resulta fácil. Las relaciones entre ambos no pasan por su mejor momento, pero puede que Merkel sea la persona adecuada para solucionar tanto entuerto.

Además de la energía, las otras cuestiones estrella de la cumbre fueron: la situación de Oriente Próximo, donde ambos coincidieron en dar su respaldo a acuerdos basados en la “hoja de ruta” aceptada por todas las partes en conflicto; el programa nuclear iraní y la consiguiente resolución del Consejo de Seguridad de la ONU –sin cerrar las puertas de la negociación con Ahmadineyad- aprobada a finales de 2006; la cooperación constructiva a fin de propiciar la estabilidad en Irak y Afganistán; y la cuestión de Kósovo, en la que parece más que difícil el acuerdo entre Rusia y la UE.

En definitiva, una reunión distendida en la que Merkel ha dejado claro que considera a Rusia una pieza fundamental en el desarrollo europeo y alemán. Veremos si con su empeño consigue derribar los muros que impiden una mejor relación entre Moscú y Bruselas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: