images8.jpgVuelvo a echar mano de El País. En esta ocasión se trata de un artículo de Antonio Elorza sobre la cuestión turca. En el aborda su posible integración en la Unión Europea, las ventajas que esto supondría para ambas partes, la oposición del Presidente francés, y la última crisis presidencial marcada por el enfrentamiento entre kemalistas e islamistas. Insisto, como bien he dicho otras veces, que este es el punto de vista del autor del texto, no la mía. Yo puedo coincidir con él en unas cosas y mostrar un total desacuerdo en otras. Mi opinión sólo queda recogida en mis artículos.

Tal vez el indicio más claro del fondo reaccionario que anida en la personalidad política de Nicolas Sarkozy haya sido su terminante toma de posición contraria al ingreso de Turquía en la Unión Europea. Fue el único momento del debate con Ségolène Royal en que el hoy presidente utilizó un estilo agresivo. En su última aparición electoral en Saboya volvió a insistir: era europeo y decía no al ingreso de Turquía, que está en Asia (¿y Estambul?). Para concluir que el ingreso turco supondría “la muerte de Europa”.

Es preciso destacar el riesgo que representa tan áspera toma de posición en los momentos actuales, cuando Turquía se encuentra sumida en una crisis política y de identidad sobre cuya salida resulta difícil hacer pronósticos optimistas. Lee el resto de esta entrada »

Anuncios