El laberinto turco IV

mayo 28, 2007

images9.jpgA lo largo d ela última semana he encontrado tres artículos interesantes sobre la cuestión turca. Esta es la razón de que vuelva a publicar, a pesar de que me propuse no hacerlo hasta el mes de julio, un nuevo post de “El laberinto turco” . En esta ocasión la visión de los textos que recomiendo es un poco distinta a la habitual. En general son contrarios al Partido de la justicia y el Desarrollo (AKP), y al ingreso de Turquía en la Unión Europea. Mi opinión, ya saben, me la guardo para mis propios artículos.

DanielPipes.org publicaba el 21 de mayo “Un momento crucial para Turquía”. En el comienzo de este artículo repasa la Historia del país y la evolución de islamismo y secularismo en su seno. Posteriormente explica la política de Recep Tayyip Erdogan (AKP), y establece las diferencias de esta con respecto a los postulados de Necmettin Erbakán. El escrito finaliza con una dura crítica al islamismo moderado, considerando que es todavía demasiado radical para alcanzar el poder presidencial.

Nueva Europa rescató hace varios meses un artículo de Michael Lüders publicado en 1998. Su título era el siguiente: “Razones por las cuales, Turquía no debe entrar en la UE”. Con ese título ya se imaginarán la temática del texto, así que no se lo resumo. También resulta interesante la lectura del comentario hecho, creo que por Augusto, al final del artículo.

Pablo Gijón ha traducido de nuevo otro excelente artículo de opinión de la prensa turca. Yusuf Kanli escribió a mediados de mes “El error del AKP”. Este texto, a diferencia de los anteriores, no arremete directamente contra los islamistas moderados por el hecho de serlo, sino que los critica por haber cometido un error garrafal en lo que a política turca se refiere.

Anuncios

(1910-1971) Escritor y sociólogo, había sido uno de los fundadores del Partido Nacionalcampesino en 1937. Entre 1948 y 1956 participó en los distintos Gobiernos húngaros. En octubre de 1956, como representante de su partido, reestructurado en ese momento, entró en el Gobierno de Imre Nagy en calidad de Ministro de Estado. Erdei formó parte de la comisión encargada de negociar la salida de los soviéticos de Hungría. Al igual que los demás miembros de la comisión, fue detenido por la KGB el 4 de noviembre en Tököl pero, a diferencia de sus compañeros de cautiverio –el general Maléter entre ellos-, fue puesto en libertad a las pocas semanas. Después de la derrota de la insurrección del otoño de 1956 ocupó diveros cargos públicos en el nuevo régimen socialista de Kádár: entre 1957 y 1971 fue designado secretario general y presidente de la Academia Húngara de las Ciencias; de 1964 a 1970 fue también secretario general del Frente Patriótico Popular, cargo que compaginó con el de miembro de la Presidencia de la República Popular de Hungría hasta su muerte en 1971. Lee el resto de esta entrada »