Memorias: 17 de marzo, viernes mañana

marzo 17, 2008

Este artículo se inserta dentro del conjunto de recopilaciones que estoy haciendo en torno a los diarios de Viktor Kemplerer. Para leer el artículo anterior pulsa aquí.

(…) Pero por desgracia, el martes tuvimos en casa a los Thieme: una tarde espantosa y el final de una amistad; tal fue la entusiasta convicción y el panegírico con que Thieme -¡él!- se declaró adicto al nuevo régimen. Reprodujo devotamente todos los eslóganes de “unidad”, “arriba”, etc. Trude fue mucha más inofensiva. Dijo que todo había fracasado y que ahora había que probar con esto. “¡Ahora tenemos que tocar esta corneta, a ver qué pasa!” él la corrigió vehementemente: “No tenemos que”, sino que era realmente, y con elecciones libres, lo único bueno. Eso no se lo perdono. Él es un pobre imbécil y tiene miedo a perder su puesto. Así que ha de bailar al son que tocan. Bien. Pero ¿por qué cuando está conmigo? ¿Prudencia de una hipocresía extrema llevada hasta sus últimas consecuencias? ¿O realmente obnubilación total? Lo probable –opinión de Eva- es que sea esto último. Nos hemos equivocado en cuanto al intelecto de Thieme. Tiene un talento parcial para las matemáticas. Por lo demás se abandona, falto de todo control, a cualquier influencia, cualquier propaganda, cualquier éxito. eva se dio cuenta ya hace años. Dice de él que no tiene “ningún discernimiento”. Pero que llegara hasta ese extremo… He terminado con él.

La derrota de 1918 no me deprimió tan profundamento como la situación actual. Es impresionante cómo día tras día, sin el menor rebozo, salen en calidad de decretos la pura fuerza bruta, la violación de la ley, la más repugnante hipocresía, la más brutal bajeza de espíritu. Los periódicos socialistas tienen prohibición permanente. Los “liberales” están temblorosos. Hace poco estuvo prohibido dos días el Berliner Tageblatt; al Dresdner NN no puede ocurrirle eso, es totalmente adicto al gobierno, publica versos a “la vieja bandera”, etc.

Noticias sueltas: “Por orden del canciller del Reich han sido puestas en libertad cinco personas que el tribunal especial de Beuthen había condenado por el homicidio de un insurgente comunista polaco”. (¡Condenado a muerte!) – El comisario de justicia de Sajonia ha dispuesto que sea retirado de las bibliotecas de las prisiones el veneno corrosivo de los escritos marxistas y pacifistas, que el régimen penitenciario vuelva a producir un efecto de castigo, de corrección y de venganza, que se rescindan los contratos a largo plazo de impresos tipográficos de la empresa Kaden, que también imprimía el Volkszeitung, etc., etc. –Con tropas de ocupación francesas formadas por soldados negros vivíamos más en un Estado de derecho que bajo este gobierno. Hay una novelita de Ricarda Huch en la que un hombre piadoso persigue a un pecador y espera a que caiga sobre este el castigo de Dios. Espera en vano. A veces pienso que a mí me va a pasar como a ese hombre piadoso. No es, de verdad, una frase huera: no puedo liberarme de esta sensación de asco y de vergüenza. Y nadie hace ni dice nada; todo el mundo tiembla y repta.

Thieme habló, con gozoso agradecimiento, de una “expedición de castigo” de las SA en la fábrica de Sachsenwerk contra “unos comunistas de Okrilla demasiado insolentes”: aceite de ricino y carrera de baquetas con porras de goma. Cuando los italianos hacen algo así: claro, analfabetos, infantilismo, brutalidad meridional… ¡Pero alemanes! Thieme hablaba entusiasmado del recio socialismo de los nazis, me enseñó un llamamiento para votar el comité de empresa de la Sachsenwerk. Al día siguiente, la votación había sido porhibida por el comisario Killinger.

En el fondo, es una imprudencia terrible escribir todo esto en mi diario.

Bibliografía:

[1] Quiero dar testiminio hasta el final: diarios 1933-1941; Viktor Kemplerer – Barcelona – Galaxia Gutenberg – 2003.

Para leer el siguiente escrito de este intelectual judío, pulsa aquí.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: