Este artículo se inserta dentro del conjunto de recopilaciones que estoy haciendo en torno a los diarios de Viktor Kemplerer. Para leer el artículo anterior pulsa aquí.

(…) El gobierno se encuentra en una situación difícil. En el extranjero, “propaganda de atrocidades” por su lucha contra los judíos. Lo desmiente continuamente, dice que no hay pogromos, y hace que lo desmientan las asociaciones judías. Por otra parte amenaza abiertamente con proceder contra los judíos alemanes si no cesa el hostigamiento por parte del “judaísmo internacional”. En el interior, de momento ya no hay derramamiento de sangre, pero opresión, opresión, opresión. Nadie respira con libertad, no hay libertad de palabra, ni escrita ni hablada.

Ya no se publica nada mío. Trabajo en silencio, para mí, en la Imagen de Francia.

Bibliografía:

[1] Quiero dar testiminio hasta el final: diarios 1933-1941; Viktor Kemplerer – Barcelona – Galaxia Gutenberg – 2003.

Para leer el siguiente escrito de este intelectual judío, pulsa aquí.

Anuncios