Este artículo se inserta dentro del conjunto de recopilaciones que estoy haciendo en torno a los diarios de Viktor Kemplerer. Para leer el artículo anterior pulsa aquí.

(…) De momento, domina la propaganda para las “elecciones” del 12 de noviembre, para el plebiscito y la “lista única” del Reichstag. La gente va por ahí con “botones electorales” (“Sí”) en la solapa de la chaqueta.

Bibliografía:

[1] Quiero dar testiminio hasta el final: diarios 1933-1941; Viktor Kemplerer – Barcelona – Galaxia Gutenberg – 2003.

Para leer el siguiente escrito de este intelectual judío, pulsa aquí

Anuncios

Este artículo se inserta dentro del conjunto de recopilaciones que estoy haciendo en torno a los diarios de Viktor Kemplerer. Para leer el artículo anterior pulsa aquí.

(…) Cuando hace poco Alemania se retiró de la Sociedad de Naciones, creí por un momento que eso podría acelerar la caída del gobierno. Ya no lo creo. El referéndum y las famosas “elecciones” al Reichstag del 12 de noviembre son una maravillosa publicidad. Nadie se atreverá a no votar, y nadie responderá a la pregunta con un “no”. Porque, primero, nadie se fía del secreto del sufragio y, segundo, la cruz en el “no” será leída como una cruz en el “sí”.

Bibliografía:

[1] Quiero dar testiminio hasta el final: diarios 1933-1941; Viktor Kemplerer – Barcelona – Galaxia Gutenberg – 2003.

Para leer el siguiente escrito de este intelectual judío, pulsa aquí